miércoles, 5 de febrero de 2014

Metrolector Nro. 37

Ella no sabemos que lee, pero dejémosla que siga leyendo y seamos agradecidos porque por lo menos no eran las 50 sombras de Grey.