lunes, 27 de mayo de 2013

Letras... Middlesex



Confiésenlo, se sienten atraidos por el título de la segunda novela de Jeffrey Eugenides, y les adelanto que no tiene nada que ver con el condado inglés. Aquí Eugenides nos cuenta la historia de un hermafrodita de raíces griega, Calíope Stephanides al nacer es reconocida como niña y criada como tal, y desde que comienza a tener noción de sí Calíope sabe que ella es distinta, al llegar a la adolescencia todo da un giro brusco, ya que la dulce Callie comienza a mostrar rasgos predominantemente masculinos.

Es una historia muy interesante, no lo negaré, pero considero que está dividida en dos, una parte excelente y otra parte, digamos, no tan buena, a mi la historia me mantuvo enganchada hasta un punto cercano al final, en el cual la historia me comenzó a parecer inverosímil, sosa y hasta aburrida. Al comenzar esta parte sentí que el buen Jeffrey estaba harto de escribir, pero debía terminar a como diera lugar, no sé, quizás alguien le estaba respirando en la nuca para que la culminara.

En general yo le daría un cinco en la escala del uno al diez, justo la mitad, justo por haberme dividido en dos el interés y la historia en dos partes tan dispares.


miércoles, 15 de mayo de 2013

Metrolector Nro. 22

Él lee Mi Jardín. Mi corresponsal, siempre aportando un agregado a nuestras historias, me informa que el caballero en cuestión tiene cinco años de edad y ya sabe leer. :-)

sábado, 11 de mayo de 2013

Letras... Misionero de Nuevo Mundo

Uno de los géneros que siempre me ha atraído es la novela histórica, soy de las que piensan que cuando lees un libro no tienes nada que perder y tienes  mucho para ganar, esto es algo que se convierte prácticamente en un hecho cuando lo que lees es una novela histórica, porque independientemente de si te guste o no, si lees una novela histórica indefectiblemente ganarás conocimiento.

 Acabo de terminar la maravillosa novela histórica de Luisa María Celis, que nos transporta a la época en la que los primeros colonos fundaban ciudades en la recién descubierta Venezuela. Para  mi fue un enorme placer reencontrarme de una manera distinta, me atrevería a decir que casi poética, con la historia de Venezuela, siempre se nos ha enseñado historia, claro que sí, pero de una manera mecánica y distante y si bien la novela de Luisa María no pretende ser un libro de historia, nos acerca a ella de una manera, en mi opinión, muy atractiva.

Debo confesar que nunca había imaginado al cacique Guaicaipuro de la forma en la que la autora me estimuló a hacerlo, creo que Misionero de Nuevo Mundo (que para mi agradable sorpresa, es el primer libro de una naciente trilogía) es una lectura "sabrosa" y enriquecedora, tanto como una arepa. 


lunes, 6 de mayo de 2013

Metrolector Nro. 21

Ella lee La Grieta de Doris Lessing.

Mi corresponsal cada día se supera más y más, creo que está a punto de pedir aumento de sueldo.

domingo, 5 de mayo de 2013