jueves, 10 de marzo de 2011

Otras... Por si llegas y ya duermo

Flaming June - (Junio ardiente), Frederic Leighton

Este poema es de mi amigo Rodney Gardié, que no es ningún Cuentero Quemao, es bello, escribe bello y además me dice bella. Gracias por permitirme publicarlo.

Por si llegas y ya duermo

Por si llegas y ya duermo
quise dejarte algo que siento...

lo que me eleva y me despierta
lo que me asusta y me perturba
lo que yo tengo entre tierra y puerto
lo que está hundido en el mar que pierdo

aquí te dejo mi miedo y mi cansancio 
todas mis ganas desenfrenadas 
aquí te las dejo...

y no sólo te entrego todo lo que tengo
sino mis ansias y hasta mis sueños
todos mis versos y mi alfabeto
lo que no he escrito y lo que grito
lo que aún no pierdo y lo que encuentro

si quieres te dejo… todo esto que siento
porque siempre aquí te siento 
y eres todo lo que esta noche quiero

Por si llegas y ya duermo
quise dejarte algo que pienso...

que me congelas y hasta me quemas
que me torturas con tu cordura
que ya no tengo tierra y ni puerto
que estoy hundido en tu mar oscuro y quieto

aquí te dejo mi miedo y mi cansancio 
todas mis ganas desenfrenadas 
aquí te las dejo...

y no sólo te entrego todo lo que tengo
sino mis ansias y hasta mis sueños
todos mis versos y mi alfabeto
lo que no he escrito y lo que grito
lo que aún no pierdo y lo que encuentro 

si quieres te dejo… todo esto que siento
porque igual aquí te tengo
y eres todo lo que esta noche quiero

Letras... La insoportable levedad del ser


Levedad y peso, positivo y negativo en torno a éstos términos opuestos gira la historia de la interacción amorosa y sentimental de los cuatro personajes principales Teresa, Tomas, Sabina y Franz, eso si no contamos la más hermosa de las relaciones que el libro relata, la de Teresa y su perro Karenin.
  
Si bien cada uno de los personajes tiene un encanto especial, me sentí sumamente atraída por el personaje de Tomas, sus ideas de la separación entre el sexo y el amor, es realmente fascinante como el personaje (leí por ahí en algún lugar, que es autobiográfico y que está matizado con muchas de las vivencias de Milan Kundera) sostiene una clara división entre ambos aspectos.

 Una hermosa novela que sin duda no pueden dejar de leer, como siempre un breve resumen del libro y el ejemplar en cuestión.

Esta es una extraordinaria historia de amor, o sea de celos, de sexo, de traiciones, de muerte y también de las debilidades y paradojas de la vida cotidiana de dos parejas cuyos destinos se entrelazan irremediablemente. Guiado por la asombrosa capacidad de Milan Kundera de contar con cristalina claridad, el lector penetra fascinado en la trama compleja de actos y pensamientos que el autor va tejiendo con diabólica sabiduría en torno a sus personajes. Y el lector no puede sino terminar siendo el mismo personaje, cuando no todos a la vez. Y es que esta novela va dirigida al corazón, pero también a la cabeza del lector. En efecto, los celos de Teresa por Tomás, el terco amor de éste por ella opuesto a su irreflenable deseo de otras mujeres, el idealismo lírico y cursi de Franz, amante de Sabina, y la necesidad de ésta, amante también de Tomás, de perseguir incansable, una libertad que tan sólo la conduce a la insoportable levedad del ser, se convierten de simple anécdota en reflexión sobre problemas filosóficos que, afectan a cada uno directamente, cada día. 


domingo, 6 de marzo de 2011

Letras... Sputnik, mi amor


Haruki Murakami nunca dejará de sorprenderme, todas las novelas que he leído me han dejado una sensación agradable, creo que esa es la esencia de un buen escrito, si el mismo produce sentimientos en el lector, entonces podemos afirmar que se va por buen camino. Raras veces me engancho con un escritor, de hecho no me gusta hacerlo, corro el riesgo de perderme de otros muy buenos, pero al parecer Murakami merece el intento de adentrarse más en él.

Sputnik, mi amor, es una hermosa novela, no sé si romántica, no creo que lo sea, es una novela enigmática, donde, vuelven a mezclarse la pasión, la sensualidad, la soledad y la fina línea que divide el mundo real del mundo onírico. Personalmente me encantó la explicación del título de la novela, es sencillamente hermoso, y una frase en especial captó mi atención y es "Es que, cuando te disparan, sangras" una máginifica metáfora de la relación causa y efecto.

Como siempre, el resumen y el ejemplar en cuestión, y doy las gracias nuevamente.

Perdidos en la inmensa metrópoli de Tokio, tres personas se buscan desesperadamente intentando romper el eterno viaje circular de la soledad; un viaje parecido al del satélite ruso Sputnik, donde la perra Laika giraba alrededor de la Tierra y dirigía su atónita mirada hacia el espacio infinito. El narrador, un joven profesor de primaria, está enamorado de Sumire, a quien conoció en la universidad. Pero Sumire tiene una única obsesión: ser novelista; además se considera la última rebelde, viste como un muchacho, fuma como un carretero y rechaza toda convención moral. Un buen día, Sumire conoce a Myû en una boda, una mujer casada de mediana edad tan hermosa como enigmática, y se enamora apasionadamente de ella. Myû contrata a Sumire como secretaria y juntas emprenden un viaje de negocios por Europa que tendrá un enigmático final.


jueves, 3 de marzo de 2011

Letras... Las partículas elementales.


Quién lee esta novela de Michel Houellebecq en un inicio podría pensar que se trata de una novela erótica, mucho sexo sórdido, muchas felaciones, entre otras cosas, me hicieron pensar eso, pero no, ésta fantástica novela se traduce más en una crítica  a los antivalores que rigen la sociedad moderna, el miedo a envejecer y el desprecio a  la vejez, el culto al cuerpo y a la popularidad, etc.

Una crítica y un grito desesperado, así definiría esta novela. Como siempre les dejo el texto de la contraportada y el ejemplar en cuestión.

En Las partículas elementales Houellebecq lleva a sus últimas consecuencias su frase: Toda sociedad tiene sus puntos débiles, sus llagas. Meted el dedo en la llaga y apretad bien fuerte. La novela narra el improbable nudo que unirá los destinos de dos hermanastros: Michel, prestigioso investigador en biología, especie de monje científico que a los cuarenta años ha renunciado a su sexualidad y sólo pasea para ir hasta el supermercado; y Bruno, también cuarentón, profesor de literatura, obsesionado por el sexo, consumidor de pornografía, misógino, racista, un virtuoso del resentimiento.


martes, 1 de marzo de 2011

Letras... La soledad de los números primos


La soledad de los números primos es una hermosa novela romántica. En mi muy humilde opinión los personajes están muy bien llevados y perfectamente definidos,  o tal vez simplemente hablo desde mi experiencia personal ya que me identifiqué mucho con uno de ellos. Es una historia que puede mover algunas fibras sensibles, que se sumerge en nosotros para sacar a flote nuestros sentimientos.


Como siempre les dejo el resumen y el ejemplar a la espera de que ustedes sean jueces y verdugos.

Paolo Giordano se ha convertido, hoy por hoy, en el fenómeno editorial más relevante de los últimos años en Italia. Con tan sólo veintiséis años, La soledad de los números primos, ópera prima de este recién licenciado en Física Teórica, ha sido galardonada con el premio Strega 2008 y ha conseguido un éxito de ventas sin precedentes para una primera novela.  Asimismo, ha despertado un gran interés internacional y será traducido a veintitrés idiomas.

Como introducción a esta excepcional novela, dejemos al texto hablar por sí mismo: «En una clase de primer curso Mattia había estudiado que entre los números primos hay algunos aún más especiales. Los matemáticos los llaman números primos gemelos: son parejas de números primos que están juntos, o mejor dicho, casi juntos, pues entre ellos media siempre un número par que los impide tocarse de verdad. Números como el 11 y el 13, el 17 y el 19, o el 41 y el 43. Mattia pensaba que Alice y él eran así, dos primos gemelos, solos y perdidos, juntos pero no lo bastante para tocarse de verdad.»

Esta bella metáfora es la clave de la dolorosa y conmovedora historia de Alice y Mattia. Una mañana fría, de niebla espesa, Alice sufre un grave accidente de esquí.  Si la firmeza y madurez con que este joven autor desarrolla el tono narrativo impresiona y sorprende, no menos admirable es su valor para asomarse sin complejos, nada más y nada menos, a la esencia de la soledad.