jueves, 29 de diciembre de 2011

Letras... Una habitación propia

Virginia Woolf era y aún es un pendiente de los miles de pendientes que cuelgan en mis días y no sé si escogí la obra correcta para empezar, pero sin duda me dejó muchísimas ganas de más.

Una habitación propia es un ensayo del que no tengo mucho que decir, sólo que me mostró a una Virginia Woolf con todos sus matices, una que no conocía y que me ha hechizado y que sin duda alguna toda mujer que quiera escribir tres líneas en su vida debe leer.

Aquí está, léanlo independientemente de que quieran o no plasmar esas tres líneas o de que sean o no mujeres.


No hay comentarios:

Publicar un comentario