miércoles, 12 de octubre de 2011

Letras... El quinto hijo


¿Realmente somos arrogantes al pretender ser felices? Esta es la pregunta que Harriet y David intentan responderse, un matrimonio inglés que a principios de los setenta intentan llevar una vida hogareña muy distinta de lo que la época se considera apropiado. 

No había leído a Doris Lessing, esta es la primera obra de ella que cae en mis manos (muy agradecida contigo por habérmela facilitado) y debo decir que quedé gratamente sorprendida, la historia me conmovió y me atrapó de una forma muy especial.

Al principio puede parecer una historia bastante simple, eso de los amores a primera vista y el encuentro romántico que te pone la vista en forma de túnel, tienden a hacerte pensar de esa forma, pero a medida que te adentras en las historia te das cuenta de que es mucho más que eso.

En esta ocasión les quedaré debiendo el ejemplar, más no así la sinopsis. Espero que se animen.

Cuando Harriet y David Lovatt se casaron querían las mismas cosas: amor, fidelidad, una buena casa y una vida familiar convencional, sin complicaciones. Al principio fueron muy felices. Los hijos llenaron sus vidas y los parientes y amigos frecuentaron su hogar acogedor. Pero todo cambió al llegar el quinto hijo. Harriet y David descubrieron que habían traído al mundo a un ser extraño y sombrío, que no tenía nada de inocente. El quinto hijo creció rápidamente y se convirtió en un chico violento, maligno, casi monstruoso. La madre no lograba sentir amor por él. Sus hermanos tampoco. Le temían, en cambio.

Este nuevo libro de Doris Lessing es estremecedor. Es una reflexión severa e implacable sobre la incapacidad del hombre para reconocer y enfrentar los aspectos más oscuros y brutales de la naturaleza humana.





No hay comentarios:

Publicar un comentario