miércoles, 21 de septiembre de 2011

Letras... La presa


Últimamente se me ha despertado un especial interés por los autores japoneses, por lo tanto Oe Kenzaburo era un lectura obligada, así que decidí probar con uno de sus libros, en apariencia sencillo, pero no, nada de eso, La presa resultó ser una historia de esas que te ponen los pelos de punta, que te atrapan y te asfixian sin compasión, ya que pone en relieve los instintos elementales del ser humano, crueldad, compasión, inocencia y corrupción, todo ello condensado en un pequeño libro de apenas cien páginas, narrado desde la perspectiva de un niño.

He aquí el breve texto de la contraportada y el ejemplar en cuestión, no dejen de leerlo. 

Durante la guerra del Pacífico un avión enemigo se estrella. Harán prisionero al único superviviente, un soldado negro. El prisionero se convertirá, para los niños, en una especie de animal domesticado al que adorar.

2 comentarios:

  1. Siempre odié el prólogo de Justo Navarro. Qué mal gusto contar la novela en un prólogo. Desde ese día leo primero las novelas y luego los prólogos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Qué honor tenerlo por aquí.

    Siempre me pasa lo mismo y digo que no lo haré, pero siempre termino atragantándome con el prólogo.

    ResponderEliminar