domingo, 12 de junio de 2011

Letras... Madame Bovary

Ésta era una tarea de vida que tenía pendiente desde hacía tiempo, claro como también muchos otros clásicos que aún no termino, pero bueno poco a poco iré terminando mis tareas de vida.

Sé que cualquier cosa que yo escriba acerca de los clásicos de la literatura mundial estará más que dicho, así que pondré por aquí el texto de la contraportada de mi ejemplar, que está a cargo nada más y nada menos que de Salvador Garmendia, y el ejemplar en cuestión para que si tú, como yo, aún tienes entre tus tareas de vida pendientes ésta, también te animes a finalizarla.

Pobres burgueses indolentes, codiciosos, insensibles voraces, privados de grandeza y espiritualidad. La pequeña Emma Bovary, con sólo un toque de sus manos demasiado frágiles y demasiado limpias, los arroja de su falso trono y hace de ellos la escoria de un siglo que ha olvidado su dignidad y su grandeza.

El laborioso y transparente Gustave Flaubert (1821 - 1880) escribe con Madame Bovary algo más que una novela. Desnuda moralmente a un siglo entero y hace que el indiferente hombre común se mire a sí mismo, y descubra lo mucho que cuenta su pequeña historia en la reconstrucción del sueño y la verdad humana. Emma
es la heroína de una guerra secreta, silenciada por la hipocresía y la simulación. Su infidelidad es la verdadera fidelidad a los sentimientos y una voluntad de sacrificio que sólo se detiene frente al poder de la sensualidad liberada y la nobleza de los sentimientos.

Flaubert fue un artista obsesionado por la perfección de las formas. Su criatura, Emma Bovary, fue su legado para un mudo imperfecto que aspira a ser honesto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario