jueves, 10 de marzo de 2011

Letras... La insoportable levedad del ser


Levedad y peso, positivo y negativo en torno a éstos términos opuestos gira la historia de la interacción amorosa y sentimental de los cuatro personajes principales Teresa, Tomas, Sabina y Franz, eso si no contamos la más hermosa de las relaciones que el libro relata, la de Teresa y su perro Karenin.
  
Si bien cada uno de los personajes tiene un encanto especial, me sentí sumamente atraída por el personaje de Tomas, sus ideas de la separación entre el sexo y el amor, es realmente fascinante como el personaje (leí por ahí en algún lugar, que es autobiográfico y que está matizado con muchas de las vivencias de Milan Kundera) sostiene una clara división entre ambos aspectos.

 Una hermosa novela que sin duda no pueden dejar de leer, como siempre un breve resumen del libro y el ejemplar en cuestión.

Esta es una extraordinaria historia de amor, o sea de celos, de sexo, de traiciones, de muerte y también de las debilidades y paradojas de la vida cotidiana de dos parejas cuyos destinos se entrelazan irremediablemente. Guiado por la asombrosa capacidad de Milan Kundera de contar con cristalina claridad, el lector penetra fascinado en la trama compleja de actos y pensamientos que el autor va tejiendo con diabólica sabiduría en torno a sus personajes. Y el lector no puede sino terminar siendo el mismo personaje, cuando no todos a la vez. Y es que esta novela va dirigida al corazón, pero también a la cabeza del lector. En efecto, los celos de Teresa por Tomás, el terco amor de éste por ella opuesto a su irreflenable deseo de otras mujeres, el idealismo lírico y cursi de Franz, amante de Sabina, y la necesidad de ésta, amante también de Tomás, de perseguir incansable, una libertad que tan sólo la conduce a la insoportable levedad del ser, se convierten de simple anécdota en reflexión sobre problemas filosóficos que, afectan a cada uno directamente, cada día. 


8 comentarios:

  1. Leí este libro alrededor del año 1990, al escuchar una reseña radial del mismo por la recordada Miyó Vestrini. Me volví fanático de Kundera, al punto de tener toda su bibliografía. Excelente obra.

    ResponderEliminar
  2. ¡Oh! Sí, definitivamente hermoso y una obra de arte éste libro de Kundera, no he tenido oportunidad de leer más de él pero está en mis planes hacerlo. ¿Cuál me recomiendas para continuar?.

    Gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  3. Kundera tiene varios títulos, y es difícil recomendar uno en particular. Te voy a dar dos: de sus inicios, puedes leer "la broma", de su etapa más madura "la inmortalidad". ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Se me olvidaba algo: si te gusta escribir, te recomiendo altamente su ensayo "el arte de la novela". Consejos interesantísimos para los que tratamos de incursionar en la narrativa.

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas gracias, ya mismo los pongo en la cola con prioridad alta. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Siempre a la orden, y encantado por tu blog. Lo malo es que me voy a ver obligado a hacer mercado en las librerías :-)

    ResponderEliminar
  7. "La insoportable levedad del ser" es un libro que, luego de leerlo, se manifiesta en ti en cada poro y en cada exalación. Es el colfón de un vije existencialista en donde se concluye que vivimos para amar, para desencriptar ese concepto que en ocaciones termina siendo tan manoceado y mal entendido. Ese concepto que es en sí mismo vida y que nos suena cursi cuando lo pronunciamos: El amor.

    Despues de leer éste libro de Kundera, cada día que paso y se desperdicio sin entrar en profundidad en el misterio del amor, es un día que me resulta insoportablemente leve. Me parece igual a no vivirlo.

    ResponderEliminar
  8. Abraxas, mejor no lo pudiste haber descrito. Gracias por la visita.

    ResponderEliminar