jueves, 24 de febrero de 2011

Letras... After Dark


Es difícil no engancharse con Haruki Murakami, lo conocí gracias a una recomendación de la que estaré por mucho tiempo agradecida. After Dark es una novela que transcurre en una noche, y parte con un narrador que desde las alturas nos hace zoom a la noche de Tokio, sumergiéndonos en sus personajes. 

Eri y Mari son dos hermanas que difieren mucho más allá que de sus nombres, Eri es una belleza que se desempeña como modelo y Mari una joven un tanto simplona que cultiva el intelecto. Creo que es un libro que se centra más en la narrativa y en la descripción que en el desarrollo de una historia en sí, busca aflorar sentimientos en el lector con imágenes y haciéndolo parte de la historia.

Aquí les dejo el texto de la contraportada y el ejemplar en cuestión:

Cerca ya de medianoche, en esas horas en que todo se vuelve dolorosamente nítido o angustiosamente desdibujado, Mari, sentada sola a la mesa de un bar-restaurante, se toma un café mientras lee. La interrumpe un joven músico, Takahashi, al que Mari ha visto una única vez, en una cita de su hermana Eri, modelo profesional. Ésta, mientras tanto, duerme en su habitación, sumida en un sueño «demasiado perfecto, demasiado puro». Mari ha perdido el último tren de vuelta a casa y piensa pasarse la noche leyendo en el restaurante; Takahashi se va a ensayar con su grupo, pero promete regresar antes del alba. Mari sufre otra interrupción: la encargada de un «hotel por horas» pide que le ayude con una prostituta agredida por un cliente. Dan las doce. En la habitación donde Eri sigue sumida en una dulce inconsciencia, el televisor cobra vida y en la pantalla empieza a distinguirse una imagen turbadora... pese a que el televisor no está  enchufado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario