jueves, 29 de diciembre de 2011

Letras... El día que Nietzsche lloró

Sé que no es la mejor forma de empezar un post, pero sin duda alguna debo decirlo, esta novela me encantó. Debo confesar que comencé a leerla por Nietzsche, independientemente de la opinión que puedan tener algunos acerca de este filósofo, es sin lugar a dudas uno de los que más me gustan.

Irvin Yalom en esta obra, te acerca a un Nietzsche más humano, uno que definitivamente no retratan sus escritos, pero que sin duda existía, obviamente lo que el autor nos relata es ficción pero al ser éste un psicoterapeuta de prestigio muy probablemente ve en los libros, cartas y demás escritos de Nietzsche un esbozo del ser humano que , nosotros los simples mortales, no podemos vislumbrar.

He aquí lo de siempre.


Psicoterapeuta de amplio prestigio, Irvin D. Yalom se destacó además con una novela de éxito singular: El día que Nietzsche lloró. Ahora regresa a la ficción con esta obra que conjuga la invención novelesca con una honda reflexión psicológica. Estamos frente al `crepúsculo de los analistas`. Los discípulos de Freud contienen a duras penas la marea creciente de terapias new age y tienen mucho de qué preocuparse ante los pacientes que `mienten` en el diván o que los seducen con dinero, sexo o fanática devoción: los peores pecados en el juego de poder de la sesión terapeutica. El Dr. Yalom nos pone en la piel de los terapeutas: Seymour, que `interpreta` los límites de la decencia sexual, Marshal, inseguro sobre el rol del dinero en su relación con los pacientes, Ernest Lash, que se reivindica por su deseo sincero de ayudar a la gente. Fascinado por estas historias reconocibles, el lector prueba el fruto prohibido de lo que el analista piensa durante la sesión, y es testigo de un desenlace conmovedor, pleno de humanidad y fe redentora. Sobre El día que Nietzsche lloró: `La mejor dramatización de las ideas de un gran pensador desde el Freud de Sartre.` Chicago Tribune `Yalom cumple su promesa de enérgico narrador y brillante adivino de la psique humana.` Rollo May `Fascinante por su amable retrato de la partida de ajedrez que es el psicoanálisis en acción... cosecha las ideas de Nietzsche sobre los cuatro grandes dilemas de la existencia: la muerte, la libertad, la soledad y el problema de darle sentido a la vida.` Los Angeles Times `Yalom, figura prominente dentro de la psicoterapia existencial, consigue recrear un carácter tan perfilado e inimitable como el de Nietzsche, logrando una novela imaginativa, pero creíble, intelectual y a la vez llena de suspenso... Este Nietzsche de ficción acaba siendo mucho más real que el de los biógrafos.`


Letras... Una habitación propia

Virginia Woolf era y aún es un pendiente de los miles de pendientes que cuelgan en mis días y no sé si escogí la obra correcta para empezar, pero sin duda me dejó muchísimas ganas de más.

Una habitación propia es un ensayo del que no tengo mucho que decir, sólo que me mostró a una Virginia Woolf con todos sus matices, una que no conocía y que me ha hechizado y que sin duda alguna toda mujer que quiera escribir tres líneas en su vida debe leer.

Aquí está, léanlo independientemente de que quieran o no plasmar esas tres líneas o de que sean o no mujeres.


viernes, 16 de diciembre de 2011

Letras... El obsceno pájaro de la noche


Esta novela de José Donoso lo leí gracias a una recomendación que hizo @mircoferri en el #librodeldía (si tienes cuenta en twitter y no sigues este hashtag, es el momento de hacerlo, y si no tienes cuenta en twitter, es el momento de abrir una aunque sólo sea para seguir el hashtag).

Debo confesar que en un inicio me costó un poco leerlo, pero a medida que te sumerges en la historia te das cuenta que es como intentar salir de arenas movedizas, una incomodidad asfixiante que te atrapa sin poder soltarte de ella. Es que el simple hecho de que la historia sea narrada por un "mudito" es suficiente para picar a cualquiera en la curiosidad, es una historia grotescamente aleccionadora, por lo menos en mi caso lo fue.

Acá les dejo el texto de la contraportada y el ejemplar, con la esperanza deque luego me comenten el efecto que tuvo en ustedes.

Es el tronco maduro del que parte el resto de la narrativa del autor. Se trata de una novela inquietante, que entremezcla lo esquizofrénico, lo onírico, lo monstruoso... y adentra al lector en un universo oscuro y caótico del que parece difícil escapar porque nada funciona por la razón. Con una prosa barroca, el autor chileno sorprende con una original estructura y novedosos recursos estilísticos propios de su desbordante imaginación.




viernes, 9 de diciembre de 2011

Letras... La vida está en otra parte

La vida del poeta plagada de sensibilidad hiriente, una sensibilidad que se desprecia porque duele y se torna enfermedad. Así nos lo cuenta Milan Kundera en esta magnifica obra. Nos habla de la etapa de la adolescencia y sus conflictos de una manera cruda y sincera, trata temas de maternidad, ideología, etc. etc. En fin hay de todo y para todos en esta obra. 


Sinopsis y ejemplar.
El autor inicialmente quiso llamar esta novela, La Edad Lírica. La edad lírica, según Kundera, es joven y esta novela, por sobre todo es una épica de la adolescencia, una épica irónica que suavemente erosiona los valores sacrosantos: la niñez, maternidad, revolución y aún la poesía. Jaromil es de hecho un poeta. Su madre lo hizo poeta y lo acompaña (figurativamente) a su lecho de amor y (literalmente)a su lecho de muerte. Un ridículo y conmovedor personaje, horrorificado y totalmente inocente (inocencia con su sangrienta sonrisa), Jaromil es al mismo tiempo un verdadero poeta. No es asqueroso, él es Rimbaud. Rimbaud atrapado por la revolución comunista, atrapado en una farsa tenebrosa.



miércoles, 30 de noviembre de 2011

Letras... Una cuestión personal


¿Hasta dónde eres capaz de llegar por perseguir un sueño, por trivial o superfluo que sea éste? ésta interrogante se me vino a la cabeza mientras leía esta novela de Oé Kenzaburo (bueno, la verdad no es la única vez que se me viene a la cabeza, pero la novela lo refrescó).

Es la segunda obra que leo del autor y la verdad, si se adentran en la narrativa de este señor, se darán cuenta de por qué repite. Nos relata un episodio en la vida de Bird, un profesor de inglés en un instituto pre-universitario de Tokio que está a punto de ser padre, pero que tiene un sueño: ver el cielo de África. En este personaje, Kenzaburo nos muestra lo peor y lo mejor de la naturaleza humana, una novela realmente cruel, llena de sentimientos contradictorios y existenciales plasmados de forma brutal y descarnada.

He aquí la sinopsis y el ejemplar en cuestión.

Nota: No lean el prólogo antes de terminar la novela.

Una de las mejores y más crueles novelas de Kenzaburo Oé, animada de una extraña violencia interior, cuenta la terrible odisea de Bird, un joven profesor de inglés abrumado por una cenagosa existencia cotidiana en el Japón contemporáneo.

martes, 22 de noviembre de 2011

Letras... Desgracia


Una novela donde J. M. Coetzee trata muchos dilemas morales con los que se tiene que enfrentar el hombre moderno. A pesar de ser una novela de poca extensión son tantos los temas filosóficos que el autor trata en la obra, que al finalizar el libro no podía creer como en tan pocas líneas J. M. Coetzee lograra mover tantos hilos.

Hermosamente dura, una que definitivamente será del agrado de ustedes.

A los cincuenta y dos años, David Lurie tiene poco de lo que enorgullecerse. Con dos divorcios a sus espaldas, apaciguar el deseo es su única aspiración, sus clases en la universidad son un mero trámite para él y para los estudiantes. Cuando se destapa su relación con una alumna, David, en un acto de soberbia, preferirá renunciar a su puesto antes que disculparse en público. Rechazado por todos, abandona Ciudad del Cabo y va a visitar la granja de su hija Lucy. Allí, en una sociedad donde los códigos de comportamiento, sean de blancos o de negros, han cambiado, donde el idioma es una herramienta viciada que no sirve a este mundo naciente, David verá hacerse añicos todas sus creencias en una tarde de violencia implacable. Una historia profunda, extraordinaria, que por momentos atenaza el corazón, y siempre, hasta el final, subyuga.



miércoles, 16 de noviembre de 2011

Letras... Seda

Hay libros que te quitan el aliento y no te dejan respirar hasta que los terminas, este fue mi caso con esta excelente novela de Alessandro Baricco, la leí en una cola (siempre hay cosas "nutritivas" que hacer durante la cola). Una hermosa historia de un amor particular.

Hervé Joncour compra y vende gusanos de seda. Esto le lleva a realizar un viaje que cambiará su vida. Hervé Joncour lleva una vida anodina en su pueblo, `Era, por otra parte, uno de esos hombres a los que les gusta asistir su propia vida, considerando impropia cualquier ambición de vivirla.` El caso es que Hervé está tan tranquilo viviendo esa vida hasta que un viaje a Japón cambia completamente sus metas y expectativas. Durante una operación de compra de gusanos de seda ve a alguien que le impresiona profundamente. Nace una pasión, ideal de muchos hombres, basada en varias características de ella.

 Alessandro Baricco presentaba la edición italiana de Seda con estas palabras: Ésta no es una novela. Ni siquiera es un cuento. Ésta es una historia. Empieza con un hombre que atraviesa el mundo, y acaba con un lago que permanece inmóvil, en una jornada de viento. El hombre se llama Hervé Joncour. El lago, no se sabe.



Letras... Blanco nocturno


Quizás esperaba mucho más de una novela ganadora del premio Rómulo Gallegos, pero debo ser franca, Ricardo Piglia no me sorprendió con su Blanco Nocturno, la novela se me presentó ondulante, a veces me atrapaba y otras tantas se me hacía insufrible.

La verdad, me aburrió, y son muy contadas las veces que digo esto de un libro. Primero, porque ese estilo "policial" mezclado con la historia de una familia campestre no me pareció una mezcla acertada, pero en fin esas son simplemente mis opiniones y yo no soy la dueña de la verdad absoluta y muchos menos una experta, así que les dejo a ustedes la responsabilidad de hacerse su propia opinión. 

Tony Durán, un extraño forastero, nacido en Puerto Rico, educado como un americano en Nueva Jersey, fue asesinado a comienzos de los años setenta en un pueblo de la provincia de Buenos Aires. Antes de morir, Tony ha sido el centro de la atención de todos, el admirado, vigilado, diferente pero también el fascinante. Había llegado siguiendo a las bellas hermanas Belladona, las gemelas Ada y Sofía, hijas de una de las principales familias del lugar. Las conoció en Atlantic City y urdieron un feliz trío sexual y sentimental hasta que una de ellas, Sofía, «quizá la más débil o la más sensible», desertó del juego de los casinos y de los cuerpos. Tony Durán continuó con Ada y la siguió cuando ella volvió a la Argentina, donde encontró su muerte. A partir del crimen, esta novela policíaca muta, crece, y se transforma en un relato que se abre y anuda en arqueologías y dinastías familiares, que va y viene en una combinatoria de veloz novela de género y espléndida construcción literaria. 

El centro luminoso del libro, cuyo título remite a la cacería nocturna, es Luca Belladona, constructor de una fábrica fantasmal perdida en medio del campo que persigue con obstinación un proyecto demencial. La aparición de Emilio Renzi,el tradicional personaje de Piglia, le da a la historia una conclusión irónica y conmovedora. Situada en el impasible paisaje de la llanura argentina, esta novela poblada de personajes memorables tiene una trama a la vez directa y compleja: traiciones y negociados, un falso culpable y un culpable verdadero, pasiones y trampas. Blanco nocturno narra la vida de un pueblo y el infierno de las relaciones familiares.


martes, 8 de noviembre de 2011

Letras... Ácido sulfúrico


Ácido, realmente ácido, pero ¿qué novela distópica no lo es?.

Últimamente me han caído en las manos muchas novelas con esta temática, y debo confesar que las novelas distópicas me asustan un poco, por aquello de que todo lo que el hombre puede imaginar es susceptible de ser creado.

Amélie Nothomb nos presenta una criatura casi celestial, Pannonique, encerrada en un show de estos llamados "realitys", que pone de manifiesto la naturaleza morbosa de los seres humanos. Si bien el show lleva la crueldad televisiva hasta el absurdo, no deja de ser una parodia de lo que realmente se ve en ese tipo de programas. Pannonique es la flor en el basurero, la ninfa Egeria que insufla esperanzas en su grupo.

Aunque la novela no fue de mi total agrado, algo que me gustó mucho de la misma es el tema de la imaginación como un escape de los tormentos, sé que muchos estarán de acuerdo conmigo.

La sinopsis y el ejemplar.

El último grito en programas televisivos de entretenimiento se llama «Concentración». Por las calles de París se recluta a los participantes de este reality show, que serán trasladados al plató en vagones precintados como los que trasportaban a los judíos durante el exterminio nazi y, después, internados en un campo. Ante las cámaras de televisión, los prisioneros son golpeados y humillados. El clímax llega cada semana, cuando los telespectadores ejercen el televoto: desde sus casas pueden eliminar-ejecutar a uno de los participantes. Pannonique, una estudiante de gran belleza, es reclutada. Zdena, una mujer sin empleo, se enamora de ella. Una pareja fatal: la víctima y el verdugo. Cuando la audiencia tiene que votar sale a la luz el sadismo inconsciente del público que deplora el horror pero es incapaz de perderse una entrega. Una historia que sirve como crítica de un mundo brutal y crudo de hipocresía bienpensante: un mundo en el que incluso la denuncia del sistema pertenece al sistema. 


sábado, 5 de noviembre de 2011

Letras... El país de las últimas cosas


Una novela distópica en la que Paul Auster nos lleva a conocer el país de las últimas cosas, a través de la palabras de Anna, un país donde reina la miseria extrema de esa que borra los límites del comportamiento social aceptable, pero que te hace mirar con mayor respeto las cosas que hoy te rodean.

He aquí la sinopsis del libro y el ejemplar en cuestión.

Anna Blume cuenta, en una carta, enviada desde una ciudad sin nombre, lo que sucede en “El país de las últimas cosas”. Anna está allí para buscar a su hermano William, y describe una tierra en la que la búsqueda de la muerte ha reemplazado a los avatares y negocios de la vida: las clínicas de eutanasia y los clubes para el asesinato florecen, mientras que los atletas y corredores no se detienen hasta caer literalmente muertos de cansancio, y los saltadores se arrojan de los tejados. Pero Anna intentará sobrevivir en ese país devastado, donde todo lo que existe es posiblemente el último ejemplar de su especie. 

lunes, 31 de octubre de 2011

Letras... La soledad era esto



La soledad es un ente mutable, adquiere la forma que le da quien la percibe, y Elena Rincón la percibe así:

"Bueno, pues la soledad era esto: encontrarte de súbito en el mundo como si acabaras de llegar de otro planeta del que no sabes por qué has sido expulsada. Te han dejado traerte dos objetos (en mi caso, la butaca y el reloj) que tienes que llevar a cuestas, corno una maldición, hasta que encuentres un lugar en el que recomponer tu vida a partir de esos objetos y de la confusa memoria del mundo del que procedes. La soledad es una amputación no visible, pero tan eficaz como si te arrancaran la vista y el oído y así, aislada de todas las sensaciones exteriores, de todos los puntos de referencia, y sólo con el tacto y la memoria, tuvieras que reconstruir el mundo, el mundo que has de habitar y que te habita. ¿Qué había en esto de literario, qué había de divertido? ¿Por qué nos gustaba tanto?"

Juan José Millas nos mustra en esta historia, algo que ya sabemos, pero que tendemos a olvidar y es que podemos estar en la soledad más absoluta incluso rodeados de gente, y como esa "soledad en compañía" puede llegar a destruirnos o a reconstruirnos.

He aquí el ejemplar, por si se animan a sumergirse.


Letras... El último encuentro.



¿Es la intención una traición? ¿Es cobardía el huir de lo peor de nosotros mismos? Estas y muchas otras interrogantes se me vinieron a la cabeza al leer esta obra de Sándor Márai. El último encuentro es una historia de traición, de amistad, de pasiones desenfrenadas, que nos muestra una de las peores facetas del ser humano, la de traidor, la de animal pasional que domina al racional.

Fueron varias las líneas que “subrayé” de esta novela, pero he aquí un extracto que me pareció de lo más interesante.

“No es verdad que la fatalidad llegue ciega a nuestra vida, no. La fatalidad entra por la puerta que nosotros mismos hemos abierto, invitándola a pasar. No existe ningún ser humano lo bastante fuerte e inteligente para evitar mediante palabras o acciones el destino fatal que le deparan las leyes inevitables de su propia naturaleza.”

Bueno, no me queda más que invitarlos a sumergirse en esta historia, esperando que la disfruten tanto como yo, que, francamente, la disfruté en cantidades absurdas.



miércoles, 12 de octubre de 2011

Letras... Al sur de la frontera al oeste del sol

Sí, otra vez Haruki Murakami, ¿Algún problema? y es que tengo que ser franca, estoy enamorada de la narrativa de este condenado. En este caso el protagonista de la historia es Hajime un empresario de mediana edad que se verá envuelto en situaciones un tanto extrañas, de las cuales no podremos descifrar si son realidad o  producto de la imaginación del personaje. 

En esta novela vuelven a aparecer las innumerables referencias musicales que tanto me gustan de Marukami, de hecho parte del título de la novela es una referencia musical, ya que alude a la canción South of the border de Nat King Cole.

He aquí la sinopsis y el ejemplar, lean a Murakami, no se arrepentirán. (Ah y gracias a ti)

Hajime es un hombre moderadamente feliz, casado, padre de dos niñas y dueño de un club de jazz, cuando se reencuentra con Shimamoto, una vieja amiga de la infancia y la adolescencia de la que no había vuelto a tener noticias. Ambos, hijos únicos, habían compartido aficiones y secretos en la escuela primaria, y ahora, varios años después, se sienten atraídos sin remedio. Hajime, obesionado, parece dispuesto a dejarlo todo por ella... Con inquietante sutileza, Murakami nos cuenta una historia clásica de amores perdidos y recobrados, de la consumación de una promesa de plenitud, que destila la indefinible sensación de desajuste con el mundo que acucia al hombre contemporáneo.


Letras... El quinto hijo


¿Realmente somos arrogantes al pretender ser felices? Esta es la pregunta que Harriet y David intentan responderse, un matrimonio inglés que a principios de los setenta intentan llevar una vida hogareña muy distinta de lo que la época se considera apropiado. 

No había leído a Doris Lessing, esta es la primera obra de ella que cae en mis manos (muy agradecida contigo por habérmela facilitado) y debo decir que quedé gratamente sorprendida, la historia me conmovió y me atrapó de una forma muy especial.

Al principio puede parecer una historia bastante simple, eso de los amores a primera vista y el encuentro romántico que te pone la vista en forma de túnel, tienden a hacerte pensar de esa forma, pero a medida que te adentras en las historia te das cuenta de que es mucho más que eso.

En esta ocasión les quedaré debiendo el ejemplar, más no así la sinopsis. Espero que se animen.

Cuando Harriet y David Lovatt se casaron querían las mismas cosas: amor, fidelidad, una buena casa y una vida familiar convencional, sin complicaciones. Al principio fueron muy felices. Los hijos llenaron sus vidas y los parientes y amigos frecuentaron su hogar acogedor. Pero todo cambió al llegar el quinto hijo. Harriet y David descubrieron que habían traído al mundo a un ser extraño y sombrío, que no tenía nada de inocente. El quinto hijo creció rápidamente y se convirtió en un chico violento, maligno, casi monstruoso. La madre no lograba sentir amor por él. Sus hermanos tampoco. Le temían, en cambio.

Este nuevo libro de Doris Lessing es estremecedor. Es una reflexión severa e implacable sobre la incapacidad del hombre para reconocer y enfrentar los aspectos más oscuros y brutales de la naturaleza humana.





sábado, 8 de octubre de 2011

Otras... Homenaje Póstumo


Homenaje Póstumo

Hoy mi homenaje póstumo, es a tu recuerdo lacerante, que como soga al cuello solía aprisionarme hasta dejarme sin oxigeno.

Hoy mi homenaje póstumo es al recuerdo de tu tacto, al recuerdo de tu olor, al recuerdo de tu temperatura, que como cuchillos afilados solían penetrar en mi alma.

Hoy mi homenaje póstumo es a tu silencio, que jamás pronunció mi nombre cuando más necesitaba oírlo de tus labios.

Hoy mi homenaje póstumo es a mi locura y a tu exceso de cordura, que te hizo abandonar mi demente seguridad.

Hoy mi homenaje póstumo es a tus lágrimas de risa de las que nunca más volveré a ser causa.

Hoy mi homenaje póstumo es a tu imagen en mi mente.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Letras... Nieve

A pesar de que el museo de la inocencia me resultó un tanto pesado, debo confesar que Orhan Pamuk se reivindicó ante mis ojos, con este su único thriller. 

Al igual que con el museo, me gusta mucho eso que hace Pamuk al desnudarnos psicológicamente a un personaje y dejarnos a otro a nuestra imaginación, creo que eso le da tantos finales e interpretaciones como lectores tiene el libro.
No me queda más que agradecer públicamente por el libro y dejarles a ustedes la reseña y ejemplar de siempre.

En pleno invierno, un poeta y periodista viaja a la remota ciudad de Kars, en la frontera de Turquía, después de largos años de exilio político en Europa occidental.

La ciudad que encuentra es un lugar conflictivo: hay una ola de suicidios de chicas a las que se les ha prohibió llevar las cabezas cubiertas a la escuela, los islamistas van a ganar las elecciones
locales, y el jefe de los servicios de inteligencia es de una eficacia brutal. 

Cuando la tormenta de nieve aísle la ciudad, nada podrá evitar un acto desesperado.


Letras... El libro de los amores ridículos

Todos enamorado es ridículo, de eso no hay duda alguna, estar enamorado, al parecer saca en nosotros la estupidez que acumulamos dentro y nada mejor que este libro de Milan Kundera para ponerlo de manifiesto. El amor visto desde distintas perspectivas y seguro se identificarán con alguna de ellas, quiero acotar aquí que no me identifiqué con ninguna, pero los personajes son tan humanos que seguramente alguno de ustedes si lo hará.

No he leído mucho y mucho menos he leído mucho de Kundera, pero lo leído hasta ahora ha sido de mi total y entero agrado, impecable, podría decirse. 

Aquí el texto de la contraportada y el ejemplar en cuestión.

El doctor Havel, la enfermera Alzbeta, Eduard, Alice, Klara y una falsa autopista son algunos de los inolvidables personajes que se entregan a los múltiples y contradictorios juegos propiciados por la amistad, el amor y el sexo. En un entorno inquisitivo y sofocante, ellos protagonizan siete aventuras, siete encuentros y desencuentros con los que Kundera, con la brillantez que lo caracteriza, incita a una risa traviesa, a un humor sabio, refinado y gozoso. 

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Letras... La presa


Últimamente se me ha despertado un especial interés por los autores japoneses, por lo tanto Oe Kenzaburo era un lectura obligada, así que decidí probar con uno de sus libros, en apariencia sencillo, pero no, nada de eso, La presa resultó ser una historia de esas que te ponen los pelos de punta, que te atrapan y te asfixian sin compasión, ya que pone en relieve los instintos elementales del ser humano, crueldad, compasión, inocencia y corrupción, todo ello condensado en un pequeño libro de apenas cien páginas, narrado desde la perspectiva de un niño.

He aquí el breve texto de la contraportada y el ejemplar en cuestión, no dejen de leerlo. 

Durante la guerra del Pacífico un avión enemigo se estrella. Harán prisionero al único superviviente, un soldado negro. El prisionero se convertirá, para los niños, en una especie de animal domesticado al que adorar.

viernes, 16 de septiembre de 2011

Letras... El Museo de la inocencia


Éste es el primer libro que leo de Orhan Pamuk y tengo que ser franca, se los debo, si vienen y me visitan por lo menos deben leer mi opinión sincera, esta novela se me hizo interminable, densa, pesada, difícil de leer, no me atrapó, sé que tiene cosas loables y hay ciertos aspectos que me gustaron bastante, por ejemplo, esa imposibilidad de saber que pensaba o sentía realmente Fusun, me hizo verla en ocasiones como víctima y en otras tantas como victimaria, Pamuk, de una forma muy sutil, deja que sea el lector quien emita el juicio con respecto al comportamiento de éste personaje. Otra cosa que en particular me gustó, fue las descripciones de la cultura y la mentalidad de la época y la zona geográfica en la que se desarrolla la historia.

Pero como siempre señalo, el hecho de que a mí me haya resultado un poco pesada, no significa que a ustedes no les gustará, por lo tanto les dejo la sinopsis y el ejemplar.

Su amor era tan grande que él conservaba todo lo que ella poseía, y al final también lo que ella podría haber poseído.
La nueva novela de Orhan Pamuk es una historia de amor contemporánea. La acción transcurre en las décads de los setenta y ochenta y narra la historia de Kemal, heredero de una de las familias más ricas de Estambul, y su amor por Füsun, una pariente lejana de clase inferior . kemal reconstruye la historia de su fracaso amoroso a partir de una extensa colección de recuerdos y objetos cotidianos.
Al mismo tiempo, la novela construye un retrato fiel de la alte sociedad de Estambul desde la década de los setenta hasta la actualidad. Es una novela sobre el matrimonio, el sexo y los cambios sociales, llena de humor y detalles preciosos. Habla de los miedos y las locuras de esa sociedad que condujo a Turquía hasta la modernidad y a las mismas puertas de Europa.




Letras... Crónica del pájaro que da cuerda al mundo



No lo voy a negar, la narrativa de Murakami es deliciosa y ésta Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, es una muestra de ello. Si bien, no me sorprendió como las anteriores no puedo decir que no me atrapó. Definitivamente Murakami es un obligado en las tareas de lectura.

Cómo siempre, les dejo la sinopsis y el ejemplar en cuestión. 

Tooru Okada, un joven japonés que acaba de dejar voluntariamente su trabajo en un bufete de abogados, recibe un buen día la llamada anónima de una mujer. A partir de ese momento la vida de Tooru, que había transcurrido por los cauces de la más absoluta normalidad, empieza a sufrir una estraña transformación. Su mujer desaparece, comienzan a surgir personajes cada vez más extraños a su alrededor y lo real va degradándose hasta convertirse en algo fantasmagórico. La percepción del mundo se vuelve mágica, los sueños invaden la realidad y, poco a poco, Tooru Okada se siente impelido a resolver los conflictos que, sin sospecharlo siquiera, ha arrastrado a largo de toda su vida. Crónica del pájaro que da cuerda al mundo pinta una galería de personajes tan sorprendentes como profundamente auténticos. El mundo cotidiano del Japón moderno se nos aparece de pronto como algo extrañamente familiar.

sábado, 13 de agosto de 2011

Letras... Derrota


Esta Derrota, que no es una derrota sino un triunfo, le pertenece a mi paisano Rafael Cadenas, lo leí ésta mañana y como siempre terminé llorando rodeada de extraños en el metro, se los dejo aquí más espero que no los haga llorar.

Derrota

Yo que no he tenido nunca un oficio
que ante todo competidor me he sentido débil
que perdí los mejores títulos para la vida
que apenas llego a un sitio ya quiero irme (creyendo que mudarme es una solución)
que he sido negado anticipadamente y escarnecido por los más aptos
que me arrimo a las paredes para no caer del todo
que soy objeto de risa para mí mismo que creí
que mi padre era eterno
que he sido humillado por profesores de literatura
que un día pregunté en qué podía ayudar y la respuesta fue una risotada
que no podré nunca formar un hogar, ni ser brillante, ni triunfar en la vida
que he sido abandonado por muchas personas porque casi no hablo
que tengo vergüenza por actos que no he cometido
que poco me ha faltado para echar a correr por la calle
que he perdido un centro que nunca tuve
que me he vuelto el hazmerreír de mucha gente por vivir en el limbo
que no encontraré nunca quién me soporte
que fui preterido en aras de personas más miserables que yo
que seguiré toda la vida así y que el año entrante seré muchas veces más burlado en mi ridícula ambición
que estoy cansado de recibir consejos de otros más aletargados que yo («Ud. es muy quedado, avíspese, despierte»)
que nunca podré viajar a la India
que he recibido favores sin dar nada en cambio
que ando por la ciudad de un lado a otro como una pluma
que me dejo llevar por los otros
que no tengo personalidad ni quiero tenerla
que todo el día tapo mi rebelión
que no me he ido a las guerrillas
que no he hecho nada por mi pueblo
que no soy de las FALN y me desespero por todas estas cosas y por otras cuya enumeración sería interminable
que no puedo salir de mi prisión
que he sido dado de baja en todas partes por inútil
que en realidad no he podido casarme ni ir a París ni tener un día sereno
que me niego a reconocer los hechos
que siempre babeo sobre mi historia
que soy imbécil y más que imbécil de nacimiento
que perdí el hilo del discurso que se ejecutaba en mí y no he podido encontrarlo
que no lloro cuando siento deseos de hacerlo
que llego tarde a todo
que he sido arruinado por tantas marchas y contramarchas
que ansío la inmovilidad perfecta y la prisa impecable
que no soy lo que soy ni lo que no soy
que a pesar de todo tengo un orgullo satánico aunque a ciertas horas haya sido humilde hasta igualarme a las piedras
que he vivido quince años en el mismo círculo
que me creí predestinado para algo fuera de lo común y nada he logrado
que nunca usaré corbata
que no encuentro mi cuerpo
que he percibido por relámpagos mi falsedad y no he podido derribarme, barrer todo y crear de mi indolencia, mi
flotación, mi extravío una frescura nueva, y obstinadamente me suicido al alcance de la mano
me levantaré del suelo más ridículo todavía para seguir burlándome de los otros y de mí hasta el día del juicio final.



sábado, 6 de agosto de 2011

Letras... Cuentos completos


"Hay que leer a Cortázar. Siempre." eso dice Mario Vargas Llosa en la contraportada de este tomo, y estoy totalmente de acuerdo con él.

No reseñaré el tomo uno, me parece falto de todo y además es redundar, se ha dicho tanto y de tanta calidad acerca de Julio Cortázar, que lo que yo diga se sumergirá en un mar de piedras grandes como un grano minúsculo, así que sólo les dejaré una foto de mis ejemplares (me parecen lo más bello que puede existir) y el texto de Mario Vargas Llosa de la contraportada.

Hay que leer a Cortázar. Siempre. Sus cuentos son la pintura genial del sueño de seres improbables, llenos de ternura, ausentes, mágicos. Son la mejor síntesis de su literatura, a la que nos acerca el prólogo de Mario Vargas Llosa, y son también la oportunidad de aproximarse a su capacidad para crear con las palabras una atmósfera que se parece a un viaje interminable en el que él nos conduce con su mano maestra. Tres volúmenes excepcionales escritos por este cronopio inmortal, uno de los mejores cuentistas del siglo XX.

lunes, 25 de julio de 2011

Otras... Feliz cumpleaños, Bitch


Hoy cumples 444 años Caracas, la ciudad en la que vivo, la que me adoptó con reservas, la que aún no sabe si escupirme o tragarme, pero no te culpo, yo tampoco sé si amarte u odiarte.

Caracas, tienes muchas deficiencias, eso no es un secreto para nadie, pero en medio de todo ese caos, las motos, el smog, la gente agresivo-defensiva escondes otra Caracas, donde abundan los actos culturales, la diversidad y las oportunidades. No tienes medias tintas, me tomas por el cuello hasta casi asfixiarme para luego soltarme y besarme en la frente con ternura, me aíslas en un rincón y te burlas de mí para luego llevarme de la mano y hacerme conocer personas maravillosas. Sí, eres una bitch temperamental y asquerosamente encantadora, Caracas demoníaca.

Cuando me vaya de aquí suspiraré al recordarte y me sentiré aliviada porque ya no siento tus botas en el trasero. Piensa lo que quieras de mí, Caracas cruel, has hecho de mi vida un infierno y un paraíso y no es tu simpatía a lo que aspiro, pero hagamos un trato, seré gentil contigo, no te ensuciaré, le sonreiré a tus nativos y a tus adoptados, seré una buena ciudadana y soportaré con estoicismo tus patadas en el derrière, pero tu seguirás con tus actos culturales, trayéndome esa gente maravillosa que me has traído hasta ahora, con tus atardeceres y con tu Ávila arropado de nubes, total aunque tú creas que me estás mordiendo el ánimo, te participo, Caracas, que yo en este trato, siempre salgo ganando.

domingo, 17 de julio de 2011

Otras... Infancia




Siempre he sostenido que los niños son seres muy crueles y es cierto lo son, no hay nadie en el mundo más sincero, franco y directo que un niño y lo que es peor aún, lo son entre ellos mismos, quizás hablo desde mi experiencia, para mí la niñez y parte de la adolescencia fue una guerra a muerte en la que el enemigo (los otros niños y adolescentes) no tenían compasión alguna, pero no me quejo, siempre he pensado que todo, absolutamente todo, lo que he vivido han formado la persona que soy hoy. Pero a pesar de la franqueza que raya en crueldad, son muchas las cosas que podemos aprender de los niños, que en un momento dado supimos y que por una u otra razón olvidamos. Trataré de enumerar las cosas que son loables y dignas de imitar de los pequeños Osamitas (¡Vamos! todo niño menor de doce años es un pequeño terrorista).

Los niños no temen preguntar, no señor, un niño no sabe algo y va y lo pregunta sin cohibirse, están descubriendo el mundo y actúan de forma tan inteligente que saben que deben preguntarle a los que ya tienen un poco más de experiencia que ellos, jamás piensan "Si pregunto lo que no sé quedaré como un idiota".

Un niño hace amigos de forma espontánea, sí, ellos donde localizan a un contemporáneo van e inician una conversación, sin importarles si es trivial o inteligente, ni siquiera se preguntan si a su contemporáneo le gustan las mismas comiquitas o las mismas comidas que a él, nada de eso es relevante, se centran en los intereses que comparten y se enfocan en disfrutarlos. La amistad de un niño es totalmente desinteresada, a ellos no les importa cuanto dinero les da mamá para la merienda a sus compañeros, no les importa que ropa usan, a que escuela van y jamás se hacen amigos de Juanito sólo porque Juanito les será útil en un futuro, no se avergüenzan de sus amigos y los toman de la mano sin reservas.

Los niños ponen el corazón en la actividad que les gusta hacer, no les importa si para llevarla a cabo tienen que ensuciarse las manos o la ropa, no piensan en qué tan lucrativa o productiva es la actividad que realizan, no, ponen alma, vida y corazón en eso.

Un niño imagina, ésta es por mucho la cualidad que más me gusta de los niños, un niño es capaz de ver un lago dónde los adultos vemos un charco, una montaña en una pequeña  loma, una selva en un jardín y un mundo en un parque.

Un niño olvida los agravios, ¿Cuántas veces se pelearon con su mejor amigo de la infancia y a los diez minutos estaban otra vez enfrascados en un juego? no sé para ustedes, pero para mí ese número es incontable, tengo la fortuna de aún conservar la mejor amiga de mi infancia, somos amigas desde los cinco años y siempre recordamos las veces que nos peleabamos y fueron tantas que tendríamos para recordar semanas enteras.

Un niño vive el hoy y un día a la vez, no se preocupan por el futuro, no pierden tiempo pensando en el pasado, no, un niño vive hoy y lo hace con intensidad.

¿Ven? los niños son sabios, viven la vida como quieren vivirla, comen cuando tienen hambre, beben cuando tienen sed, ríen con sinceridad y lloran cuando hay que llorar, no podríamos tener mejores maestros.

miércoles, 6 de julio de 2011

Notas... Ebben?... Ne andro lontana


No sé por qué extraña razón nunca les había compartido este aria, que es una de mis favoritas. Se las dejo en la voz de Cristina Gallardo Domas, que es una de las interpretaciones que más me gusta.

Este aria pertenece a la ópera de La Wally de Alfredo Catalani, se sitúa en la parte de la historia en la que La Wally, huyendo de un matrimonio arreglado por su padre, se despide de su hogar en Tirol. Espero que la amen tanto como yo la amo.


viernes, 17 de junio de 2011

Otras... Expuesta




Hacía mucho, realmente mucho tiempo, que no escribía de esa forma, por alguna razón que desconozco, en algún momento me abandonaron las ganas de escribir de esa forma, pero quizás fue el comienzo de una nueva etapa (psicológicamente hablando, que en muchos aspectos sigo dónde mismo) lo que me motivó hace algún tiempo a volver a escribir de esa forma.

No soy una conocedora de la materia, ni pretendo serlo, las letras se las dejo a los letrados, soy más bien una "contadora", no de las que saben de contabilidad, sino de las que cuentan cosas, anécdotas, conversaciones, episodios y miles de cosas irrelevantes y eso fue lo que ésta vez quise hacer, con la salvedad de que en ésta ocasión mi cuento está participando en un pequeño concurso, así que si quieres leerlo y calificarlo, siéntete libre de hacerlo, sólo tienes que ir a este enlace y al final del post verás una escala de estrellas donde me otorgarás las que consideres me merezco. Gracias de antemano por leerme, porque sé que te tomarás el tiempo para hacerlo.

domingo, 12 de junio de 2011

Letras... Madame Bovary

Ésta era una tarea de vida que tenía pendiente desde hacía tiempo, claro como también muchos otros clásicos que aún no termino, pero bueno poco a poco iré terminando mis tareas de vida.

Sé que cualquier cosa que yo escriba acerca de los clásicos de la literatura mundial estará más que dicho, así que pondré por aquí el texto de la contraportada de mi ejemplar, que está a cargo nada más y nada menos que de Salvador Garmendia, y el ejemplar en cuestión para que si tú, como yo, aún tienes entre tus tareas de vida pendientes ésta, también te animes a finalizarla.

Pobres burgueses indolentes, codiciosos, insensibles voraces, privados de grandeza y espiritualidad. La pequeña Emma Bovary, con sólo un toque de sus manos demasiado frágiles y demasiado limpias, los arroja de su falso trono y hace de ellos la escoria de un siglo que ha olvidado su dignidad y su grandeza.

El laborioso y transparente Gustave Flaubert (1821 - 1880) escribe con Madame Bovary algo más que una novela. Desnuda moralmente a un siglo entero y hace que el indiferente hombre común se mire a sí mismo, y descubra lo mucho que cuenta su pequeña historia en la reconstrucción del sueño y la verdad humana. Emma
es la heroína de una guerra secreta, silenciada por la hipocresía y la simulación. Su infidelidad es la verdadera fidelidad a los sentimientos y una voluntad de sacrificio que sólo se detiene frente al poder de la sensualidad liberada y la nobleza de los sentimientos.

Flaubert fue un artista obsesionado por la perfección de las formas. Su criatura, Emma Bovary, fue su legado para un mudo imperfecto que aspira a ser honesto.


sábado, 4 de junio de 2011

Otras... 10 pasos en la espera y dejar de fumar



Espero sentada en una pequeña mesa verde, frente a un té frío, que, según la sonriente cajera, me relajará.
Leo un libro mientras espero a mi amiga, para consumir esa sustancia agridulce que le da forma al tiempo, hoy es uno de esos días en que quedamos en vernos, para simplemente tomar un té o café y "hablar mal del prójimo", pero en realidad siempre terminamos hablando de nosotras, de su infancia que no conocí, de la mía que le fue negada por razones geográficas, anécdotas, familia, trabajo, carrera, hay todo un abanico de opciones que nos distraen de ese primer fin.

Hay algo de magia en hacer un amigo en la edad adulta, hasta la adolescencia hacer un amigo es algo natural, algo incluso biológico, pero en la adultez esas mismas cosas que ocupan nuestra conversación son las que nos dificultan tanto el hacer amigos, pero no, no es imposible, aquí estoy, soy prueba fehaciente de ello.

Quiero fumar, no me enorgullece la recaída, pero ¡vamos! algún mérito debe tener admitir mi debilidad. En la mesa de enfrente dos muchachas comen y conversan animadamente, por lo que decido respetar su espacio y no invadirlo con los rastros de mi vicio, así que vuelvo a concentrarme en mi lectura deseando que terminen pronto de comer.

Se acerca un hombre, con todo el aspecto de cantante de quebraditas, una camisa negra en la que dos caballos bordados en blanco relinchan a la altura del pecho, intentan darle virilidad.
.
 - ¿Te gusta leer? Dice mientras toma asiento sin ser invitado.

Suspiro y levanto la vista la altura y el tiempo necesario para asentir con la cabeza, suspiro, si éste aspirante a ranchero supiera la cantidad de veces que me han preguntado eso, le asombraría saber que habría sido mucho más original preguntarme la hora.

- Es muy bueno leer, ayuda mucho para uno expresarse.

Levanto la vista nuevamente y lo miro a los ojos deseando que mi media sonrisa tradujera el "supongo que tú no lees" que flota en mi cerebro.

- Mucho gusto, Tony. Dice extendiendo la mano.

- Encantada Tony. Digo tomándole la mano algo fría ¿Qué clase de ranchero se llama Tony?

Creo que mis monosílabos logran convencerlo de que quiero estar sola y le agradezco cuando se levanta y me deja ver la mesa de en frente vacía.

Fumaré, nadie se acercará y esperaré como quiero esperar.

Enciendo el cigarrillo, adoro ese sabor acre, adoro el contraste de su sabor y su temperatura con la del té, digan lo que digan, fumar es un placer. De repente como si un enorme nubarrón obstruyese la luz solar, se ensombrece mi lectura, levanto la vista, el nubarrón es moreno, alto y con una barba tipo candado perfectamente delineada.

- Disculpa, me podrías vender un cigarro. Usa un tono suplicante.

-¿Venderte? Yo no vendo cigarros, te regalo un cigarro. Saco el cigarro de la cajetilla y se lo extiendo junto con el yesquero y la esperanza de que lo encienda, dé las gracias, media vuelta y se vaya, pero no, se sienta frente a mí, justo en el sitio donde estaba Tony. Seguro siente la tibieza que dejó éste en la silla, pienso que me desagrada sentarme en sillas tibias.

-Es que acabo de pasar una rabia ¿sabes?

Cierro el libro y suspiro resignada, no, no leeré mientras esté aquí sentada.

- Claro, entiendo porqué quieres fumar, digo mientras exhalo el humo en dirección al cielo.

-Más que molesto estoy despechado. Dice él haciendo lo propio.

Bueno, éste se saltó las presentaciones y fue directo a las confidencias, pienso, mientras examino la caja de cigarros intentando encontrar los componentes de los mismos, no, en ninguna parte dice Cannabis.

Habla de su decepción amorosa como lo haría con una vieja amiga, no puedo evitar sentir compasión por él, no por su desengaño, pienso que amó y por eso ya es afortunado, siento compasión por ver que quizás no tenga un amigo o amiga a quien contarle estas cosas e incluso me siento culpable por estar esperando a una.

-Pobre, me digo mentalmente, sin cigarros y sin amigos, mira que afortunada soy, tengo cigarros y espero a una amiga.

Se termina el cigarro, se pone de pie y sonríe.

- ¿Sabes? El amor es un estado mental, dice aún sonriente, y yo estoy así porque quiero.

Sonrío, porque acabo de ver como un caído toma la decisión de levantarse.

-Bueno, ya diste el primer paso, le digo también sonriente, reconoces que eres un adicto, ahora anda y finaliza con los nueve siguientes.

Ríe sonoramente y se va. Enciendo otro cigarrillo mientras observo como desaparece su silueta sumergiéndose en las escaleras mecánicas.

La misma muchacha sonriente de la caja se acerca a la mesa, ésta será una espera muy interesante si ésta señorita se sienta y me cuenta que es ella quien rompió ese corazón, pero no.

-Chica, dice sin abandonar su sonrisa de franquicia norteamericana, aquí no puedes fumar.

Sonrío de vuelta mientras tiro el cigarro al piso y lo aplasto con el píe, levanto las manos en un ademán que dice "No dispares, estoy desarmada", ella intenta excusarse por prohibirme mi malsano placer y la eximo de su responsabilidad con un "no te preocupes".

Suena mi celular, una voz familiar me recuerda lo afortunada que soy.

.- Ya llegué ¿Dónde estás?

miércoles, 1 de junio de 2011

Letras... El regalo de Pandora

"La fuerza de las mujeres depende de que la psicología no puede explicarla. Los hombres pueden ser analizados; las mujeres sólo pueden ser amadas"
Oscar Wilde

Confieso que desde hace tiempo quería leer a Héctor Torres (@hectorres), pero por alguna extraña razón sus libros se escondían de mí en los estantes de las librerías, hasta que cayó en mis manos el regalo, sí, El regalo de Pandora un excelente libro con maravillosos relatos, donde el autor hace gala de un conocimiento, inusual en su género, del cerebro femenino.

Contándonos historias urbanas, Héctor nos lleva de la mano por una Caracas violenta, dulce, sencilla, atávica y nos hace tocarla, olerla y saborearla. Aunque amé cada uno de los relatos, los tres últimos me arrancaron unos verdaderos lagrimones, en todo el sentido de la palabra, y como siempre en el sitio menos apropiado, en el metro repleto.

Como siempre es mejor probar un poco, aquí pueden comenzar a leer una pequeña parte del regalo, aunque mi recomendación es: salgan y búsquenlo completo, porque no se arrepentirán.

domingo, 29 de mayo de 2011

Letras... Sangre en el diván

"Es curioso lo lejana que resulta una desgracia cuando no nos atañe personalmente"
John Ernst Steinbeck

Aún después de leer el libro, no deja de sorprenderme lo dolorosamente absurdo del caso, ¿Por qué absurdo? porque aún me sorprende la libertad con la que estos hechos se producen en este país, la cantidad de indicios que apuntaban directamente a que algo andaba mal con el reconocido psiquiatra y como todos, absolutamente todos los afectados, dejaron que el crimen persistiese. No soy quien para señalar culpables, pero en casos como éstos creo que al final culpables somos todos.

Cualquier reseña que haga de este ejemplar, estará más que trillada y repetida, así que sin más les dejo la sinopsis del mismo.

Edmundo Chirinos, reconocido psiquiatra de trayectoria publica, es acusado por el asesinato de Roxana Vargas. Ibéyise Pacheco tuvo la oportunidad de entrevistar en numerosas ocasiones a los implicados y relacionados con el caso, y en especial al doctor Chirinos. Con la acuciosidad de la periodista incisiva que es Ibeyise, el juicio sera el escenario de partida de este profundo trabajo de investigación que construye y da cuenta de la personalidad enigmática de Chirinos, la truculencia del caso, los testimonios dramáticos de las victimas, los archivos de la fiscalía, y en grado mayor los encuentros con el doctor en los que la periodista interroga, deja hablar, persuade, y en ese forcejeo se revela la retorcida y decadente brillantez del doctor. Ibeyise no elude las escenas mas crudas, deja que lo explicito se muestre y mientras, como telón de fondo, un acercamiento al carácter nacional, quizá dislocado, quebrado psíquicamente. El estilo de Ibeyise es preciso, apunta al dato, no deja cabos sueltos y resuelve en la sentencia el suspenso de reportaje que deviene relato. Chirinos ha sido condenado a veinte años de prisión. 
 
 

jueves, 26 de mayo de 2011

Letras... Kafka en la orilla

Murakami vuelve a hacer de las suyas conmigo, vuelve a atraparme, vuelve inmovilizarme con la vista fija en las páginas, vuelve a ponerme en expectativa y a hacer que afloren sentimientos. Definitivamente es genial.

Kafka en la orilla es una historia tan grotesca como fascinante, la historia de Kafka Tamura, un joven de quince años con un complejo edípico que lo llevará por lugares insospechados.

Definitivamente, como todo lo que he leído hasta ahora de Haruki Murakami, ésta novela no tiene desperdicio. Como siempre, la sinopsis y el ejemplar para que ustedes mismos sean jueces y verdugos.

Kafka Tamura se va de casa el día en que cumple quince años. La razón, si es que la hay, son las malas relaciones con su padre, un escultor famoso convencido de que su hijo habrá de repetir el aciago sino del Edipo de la tragedia clásica, y la sensación de vacío producida por la ausencia de su madre y su hermana, a quienes apenas recuerda porque también se marcharon de casa cuando era muy pequeño. El azar, o el destino, le llevarán al sur del país, a Takamatsu, donde encontrará refugio en una peculiar biblioteca y conocerá a una misteriosa mujer mayor, tan mayor que podría ser su madre, llamada Saeki.

Si sobre la vida de Kafka se cierne la tragedia –en el sentido clásico–, sobre la de Satoru Nakata ya se ha abatido –en el sentido real–: de niño, durante la segunda guerra mundial, sufrió un extraño accidente que lo marcaría de por vida.


Como en el mejor Murakami, pasado y presente, sueño y vigilia, se funden y solapan creando una atmósfera en la que resulta difícil discernir deseo y pesadilla.


viernes, 13 de mayo de 2011

Letras... El médico

Hace más de un año, en un curso de tecnologías de la información (sí, tecnologías de la información), la profesora, una argentina muy simpática y agradable, me dijo: "Che, no suelo recomendar best sellers, pero debes leer El médico de Noah Gordon", desde ese día comenzó mi búsqueda de este ejemplar, lo encontré en una famosa librería de Caracas a un precio que no estaba dispuesta a pagar (amo los libros, pero todo amor tiene un límite) así que decidí esperar un poco y ver si lo conseguía en alguna feria a un precio más razonable, para mi sorpresa en una feria del libro (FILVEN) estaba en un puesto, usado pero casi como nuevo y a un precio de verdad ridículo, así que ni lo pensé y me lo traje a casa.

Después de terminarlo entiendo porque mi profesora me lo recomendó, la novela (histórica, por cierto) es una historia de perseverancia y persecución de sueños realmente aleccionadora, si bien no logró engancharme como lo han hecho otros libros, creo que Robert J. Cole dejó algunas enseñanzas preciosas en mí, entre ellas, que el logro de una meta y la materialización de un sueño ameritan ciertos sacrificios y que a la larga todos los esfuerzos son recompensados.

Robert J. Cole es un muchacho al que la vida no le ha sonreído y que quiere ser médico a toda costa, en una época en que la medicina como profesión no era sencilla de estudiar, pero está tan resuelto a lograrlo que deja de lado su fé, sus creencias y hasta el amor por cumplir ese anhelo.

Como siempre dejo para ustedes el texto de la contraportada y el ejemplar en cuestión.

Esta arrebatadora novela describe la pasión de un hombre del siglo XI por vencer la enfermedad y la muerte, aliviar el dolor ajeno e impartir el don casi místico de sanar que le ha sido otorgado. Arrastrado por esa pasión, recorrerá un largo camino que le conducirá, desde una Inglaterra en que domina la brutalidad y la ignorancia, a la sensual turbulencia y el esplendor de la remota Persia, donde conocerá al legendario maestro Avicena, que está experimentado con las primeras armas de la medicina moderna.
 
  Diez siglos han transcurrido desde aquel entonces, pero el talento narrativo de Noah Gordon, autor de El último judío, El rabino y otras muchas novelas inolvidables, hace de este viaje iniciático una experiencia única que convierte la historia en vida real. 


sábado, 7 de mayo de 2011

Otras... Quise hacerte un regalo


Quise hacerte un regalo que igualara, o por lo menos representara, lo que tú me has dado, en mi loco intento por hacerlo me puse a recordar y la empresa se tornó imposible, ¿cómo encapsular en un algo, los recuerdos que te representan y el presente que me guía?

Recordé que eras muy joven, sólo tenías dieciséis años cuando pasaste a engrosar la lista de las mujeres a las que éste día comercial debía honrar, y a pesar de ser tan joven tú no te amilanaste, asumiste tu responsabilidad sin aspavientos y sin la ayuda de nadie, te convertimos en una mujer responsable con cuerpo de niña, que no pidió madurar tan rápido, asumiste el rol con valentía y lo hiciste excelente.

¿Por qué lo hiciste excelente? es simple, esa pregunta no tiene una única respuesta, tiene cientos que no cabrían en este humilde espacio, así que sólo intentaré mencionar algunas de las cosas que me has dado y que son el mudo testimonio de tu labor.

Tú me diste personalidad, porque aunque cuando de genética se trata, es inevitable que ciertos rasgos del carácter paterno se subrayen, fuiste tú quien puliste la piedra en bruto.

Me diste la vida y por ende todo lo que con ella hago y experimento, cada risa, cada aventura e incluso cada lágrima te la debo a ti.

Me diste enseñanza y con ello la posibilidad de hoy escribirte, así que cada letra que plasmo es una oda a tu dedicación y esfuerzo.

Me enseñaste que nada es imposible cuando el motor que lo impulsa es el amor y que a veces, aunque las cosas se pongan cuesta arriba, siempre habrá lugar para la esperanza. 

Me regalaste valores propios, no los que dicta la sociedad o los que se intentan enseñar con libros de texto, no, me regalaste la posibilidad de discernir que nada es malo si no choca única y exclusivamente con mis principios.

Me diste la libertad de ser yo por encima de cualquier cosa, sin importar lo que digan o piensen los demás.  

Creaste, furtivamente, un escudo protector a mi alrededor de forma tan sutil, que me creía fuerte cuando sólo eras tú quien me resguardaba de la crueldad del mundo.

Me diste a mis herman@s que son mis compañer@s, amig@s, razón de ser y timón, la certeza de que jamás estaré sola y que habrá siempre alguien a quien abrazar y un sitio al cual llegar, en esto fuiste una excelente estratega, porque me diste hermanas mayores que me sirvieran de ejemplo y herman@s menores a los que debía servir de ejemplo, ésto es lo más grande que me has dado y es imposible que exista un bien material que se compare a ello.

 Me hiciste más espiritual que material enseñándome que lo que se ve no es lo que importa, que todo lo material es efímero y transitorio y lo único persistente es el cariño.

Me ensañaste que el bien más preciado que se puede poseer es un amigo  y que somos millonarios sí sólo tenemos la suerte de contar con uno.

En fin, quise hacerte un regalo y se tornó imposible,  porque lo que me has dado es intangible e invaluable, porque lo que me has dado es simplemente lo que soy, sólo me queda decirte "Te amo" a ver si esas dos palabras lo compensan.

sábado, 23 de abril de 2011

Otras... Hoy

Nostalgia por Miguel Ángel Morales Hernández


Hoy la nostalgia hace nido en mi cabeza, los pensamientos vienen, como seres etéreos inoportunos, sin ser llamados. Me pregunto ¿Se puede pensar con tanta intensidad en alguien hasta contagiarla de tristeza?. No hay respuesta, sólo certeza.

No pienses en mí, te lo prohíbo, jamás fui buena para ser pensada, prefiero pensar al cobijo del insomnio. Ser pensada me hace sentir culpable, no estoy lista para ser extrañada.

Hoy los sentimientos suben a la garganta en tropel y se agolpan formando un nudo duro, insoluble con alcohol, insoluble con humo, sólo sale en forma de lágrimas por el dolor de ser pensada.

Hoy no estoy lista para estar en los rincones inquietantes de tu memoria, déjame ir, me siento presa.

lunes, 18 de abril de 2011

Letras... Pigtopia

¿Cómo es el mundo de los diferentes? La respuesta no se encuentra en ésta hermosa novela de Kitty Fitzgerald, pero sí una dosis enorme de humanidad ante los diferentes.

A primera vista, lo que me llamó la atención de este libro fue su título ¿un mundo utópico basado en el comportamiento porcino?, esto sí es una novedad, pero al leer la contraportada y algunas páginas del libro, descubres una historia de amistad entrañable entre dos personajes maravillosos, que definitivamente humaniza a quien la descubre y que a esta servidora arrancó enormes lagrimones en sitios públicos y poco apropiados.

En esta ocasión creo que les quedaré debiendo el ejemplar, pero no así el texto de la contraportada. Recomendado enormemente, donde vean este ejemplar llévenlo con ustedes, no se arrepentirán.

Conoce a Jack Plum, un ser entrañable aquejado de una deformidad que le aparta de la vida cotidiana. Considerado por sus vecinos como un monstruo, Jack Plum vive recluido junto a su déspota madre en una casa de un pueblo del norte de Inglaterra. Supuestamente abandonado por su padre cuando él era pequeño, Jack cuida de los animales que heredó de él: una piara de cerditos que Jack considera tan inteligentes como los seres humanos, aunque menos crueles. Para Jack Plum es un refugio secreto, el Palacio del Cerdo, donde se puede aislar de todos sus problemas y donde experimenta momentos de auténtica felicidad.

Sin embargo, el día en que conoce a Holly la vida de Jack Plum toma un curso inesperado. De este encuentro surgirá una amistad inolvidable y hermosa: ambos son seres solitarios y especiales, ambos simbolizan de algún modo la inocencia infantil. Pero un fatídico suceso les obligará a enfrentarse a un asunto escalofriante, propio del mundo adulto, lo que supondrá para ambos el despertar despiadado a la madurez.


jueves, 14 de abril de 2011

Letras... Las memorias de Cleopatra II. La seducción de Marco Antonio


Esta es la segunda entrega (de un total de tres libros) de las memorias de la reina de Egipto, por Margaret George. Debo confesar que aunque este me gustó, no logró atraparme con la misma intensidad que lo hizo la primera entrega, quizás conocer la niñez y adolescencia de la reina fue mucho más cautivador para mi.

Personalmente, creo que en ésta entrega la autora se dedica demasiado a contar el rollo amoroso de la reina con Marco Antonio, más que resaltar los hechos históricos y el carácter de Cleopatra, que en parte fue lo que me atrapó de la primera entrega, ¿Saben? ver un poco más la persona debajo de la piel de la reina. No por ello deja de ser interesante y una lectura entretenida.

Como siempre, les dejo la sinopsis del libro y el ejemplar en cuestión.

Tras la muerte de César, Cleopatra vuelve a Egipto. La reina ha alcanzado su madurez humana y política, y disfruta de una apasionada relación con Marco Antonio, uno de los hombres más poderosos del momento. Cleopatra cuenta con la ayuda de Marco Antonio para alcanzar aún mayores glorias, pero el camino es arduo y Octavio se anuncia ya como una clara amenaza.



sábado, 2 de abril de 2011

Letras... Ética para Amador


Bien, estoy en Barquisimeto visitando a mi familia, se acerca mi sobrina con cara de preocupación y dice:

- Tía, léete este libro, luego me cuentas y hacemos un análisis de él. 

A lo que respondo:

- Lo siento, creo que no podré, me voy mañana mismo.

Ella, con la misma cara de seriedad del inicio, contesta:

- Bueno, creo que debes ponerte a leer pero ya.

Sonrío y tomo el libro que me extiende y pienso que por qué no ayudarle, no tuve el privilegio de que alguien me ayudara alguna vez con mis tareas y sobreviví, pero si yo puedo hacerle las cosas más efectivas y llevaderas a ella no me detendré.

El libro que me extendió, es ese del que ahora les hablo, Ética para Amador de Fernando Savater, un bonito ensayo en forma de carta, en el que el autor se dirige a su hijo de quince años e intenta ser una guía para que el mismo lleve una buena vida. En él Savater explora temas como la libertad de elección y sus móviles, la convivencia, el respeto, los placeres, el sexo e incluso la política. Un libro fácil de leer, ameno e interesante ideal para jóvenes a los que la lectura de Kant, Nietzsche o Aristóteles les resultaría una tortura, es este uno de los aspectos, en mi opinión más loable del libro, si bien está escrito en un lenguaje sencillo, se apoya en figuras como las mencionadas e invita a su lectura.

Bueno, sin más y como siempre, el ejemplar dejándolo para ustedes.




jueves, 10 de marzo de 2011

Otras... Por si llegas y ya duermo

Flaming June - (Junio ardiente), Frederic Leighton

Este poema es de mi amigo Rodney Gardié, que no es ningún Cuentero Quemao, es bello, escribe bello y además me dice bella. Gracias por permitirme publicarlo.

Por si llegas y ya duermo

Por si llegas y ya duermo
quise dejarte algo que siento...

lo que me eleva y me despierta
lo que me asusta y me perturba
lo que yo tengo entre tierra y puerto
lo que está hundido en el mar que pierdo

aquí te dejo mi miedo y mi cansancio 
todas mis ganas desenfrenadas 
aquí te las dejo...

y no sólo te entrego todo lo que tengo
sino mis ansias y hasta mis sueños
todos mis versos y mi alfabeto
lo que no he escrito y lo que grito
lo que aún no pierdo y lo que encuentro

si quieres te dejo… todo esto que siento
porque siempre aquí te siento 
y eres todo lo que esta noche quiero

Por si llegas y ya duermo
quise dejarte algo que pienso...

que me congelas y hasta me quemas
que me torturas con tu cordura
que ya no tengo tierra y ni puerto
que estoy hundido en tu mar oscuro y quieto

aquí te dejo mi miedo y mi cansancio 
todas mis ganas desenfrenadas 
aquí te las dejo...

y no sólo te entrego todo lo que tengo
sino mis ansias y hasta mis sueños
todos mis versos y mi alfabeto
lo que no he escrito y lo que grito
lo que aún no pierdo y lo que encuentro 

si quieres te dejo… todo esto que siento
porque igual aquí te tengo
y eres todo lo que esta noche quiero