martes, 26 de octubre de 2010

Otras... Los libros y yo



Una de mis actividades favoritas es leer ¿Se nota?, leo de todo, en todas partes y como sea. Leo en el celular, leo en papel, leo en la portátil y en la mini.

Me considero una privilegiada, la actividad que más me gusta la aprendí a hacer muy chiquita, a los cinco años y antes de ingresar a la escuela ya sabía leer,  gracias a mi santa madre que también tiene la sana costumbre de hacerlo.

Recuerdo que después de leer El Principito y Platero y yo di el gran salto y a los diez años leí El Padrino. Sí, sé que no era un libro apropiado para una niña de esa edad, pero ahí estaba en la biblioteca de la casa, con esa cubierta dura color vinotinto y de letras doradas, que invitaba a mi infantil mente a leerlo.

Mas o menos por esos mismos años era un espectáculo ponerme a leer en voz alta, recuerdo que mis hermanas mayores, tías, papá, mamá y todos absolutamente todos los mayores de mi casa, me hacían leer en voz alta y orgullosos se pavoneaban de "lo bien que lee la niña".

Los libros me han acompañado en todos los momentos de mi vida, me han enseñado tanto, me han enseñado a perdonar, a levantarme y seguir adelante, a entender a otras personas y también un montón de cosas técnicas de esas que sirven para ganarse la vida pero no para vivir. Estoy tan agradecida con ellos, que no me apego a ellos, generalmente cuando compro un libro lo leo y lo regalo, creo que lo mejor que puedo hacer por ellos es dejarlos en libertad, dejarlos circular para que enseñen a otros lo que yo aprendí.

Siempre habrá un libro en mi vida y mi vida es un libro, después de las personas un libro, indudablemente, es la mejor compañía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario