domingo, 31 de enero de 2010

Otras... ¿Patriotismo? No gracias, ¿Nacionalismo? No, menos.


Quizás después de leer este post, mucha gente me tilde de vendepatria o algún otro insulto de esos rebuscados que se escuchan hoy en día, pero creo que mi mayor virtud es, y siempre será, la franqueza por lo que debo expresar sin tapujos lo que pienso, y es esa misma franqueza lo que me hace inmune a cualquier insulto que sea producto de ejercer mi derecho a expresar lo que pienso y creo.

Patriotismo, la wikipedia lo define como "el sentimiento que tiene un ser humano por la tierra natal o adoptiva a la que se siente ligado por unos determinados valores, cultura, historia y afectos" y con respecto al nacionalismo acota lo siguiente "es una ideología y un movimiento social y político que surgió junto con el concepto de nación", es decir que todo es cuestión de un pedazo de tierra con límites y fronteras, con determinada cultura y costumbres en la que se tuvo el azar de nacer o vivir.

Hasta aquí todo está bien, no lo voy a negar es inevitable que el ser humano, cual esponja, absorba las costumbres y modismos propios del sitio en el que habita, y es total y enteramente comprensible que si le agradan esas costumbres termine por tomarles cariño, sería una hipócrita si negara que me encanta haber nacido en un país en donde se desayuna con arepas y café con leche, y sería el colmo de la hipocresía decir que no me siento afortunada por haber nacido en el hemisferio sur y que por ello bailar salsa o merengue lo haya aprendido casi al mismo tiempo que caminar.

Pero veámoslo de esta forma, mi papá nació en un pequeño pueblo llamado Agua Salada en el estado Lara, por lo que si atendemos al significado etimológico de la palabra patriotismo (del griego patriotes, patris + otes, perteneciente a la tierra del padre) mi patria se reduce a una decenas de casas que rodean una laguna de agua salada, que conocí y visité en sólo dos ocasiones en mi vida. 

¿No sería mejor pensar que mi patria va desde esa laguna de agua salada hasta las mismísimas estepas rusas? El patriotismo es variable y cambiante, el nacionalismo nació con las naciones y por ende con los límites geográficos, así que no nos engañemos ni dejemos que nos engañen, patriotismo y nacionalismo son armas que usan los “líderes” para manipular masas y enviarlos a una guerra a morir por causas que ellos mismos no morirían, y en el peor de los casos lo usan para dividir a los habitantes de un mismo pedazo de tierra haciéndoles creer a unos que los otros no aman la “patria”.

Si mañana me dijesen que eliminaríamos el país, porque en un arranque de inteligencia de los líderes mundiales se piensa crear un orden global, yo con gusto quemaría las banderas, porque prefiero quemar trapos de colores que insultar o matar seres humanos.

Yo prefiero cantar como Facundo Cabral “No soy de aquí, ni soy de allá, no tengo edad, ni porvenir, y ser feliz es mi color de identidad.”

El patriotismo es la virtud de los depravados. Oscar Wilde.

Nunca se tendrá un mundo tranquilo hasta que se extirpe el patriotismo en la raza humana. George Bernard Shaw.

Todo imbécil execrable, que no tiene en el mundo nada de que pueda enorgullecerse, se refugia en este último recurso, de vanagloriarse de la nación a que pertenece por casualidad. Arthur Schopenhauer

No hay comentarios:

Publicar un comentario