sábado, 23 de enero de 2010

Letras... La tienda de los deseos malignos

Definitivamente es Stephen King, un genio del suspenso que hace que las situaciones más inverosimiles te pongan los vellos de punta.

Yo, personalmente, suelo hacer muchas analogías a la vida real cuando leo un libro, y aunque La Tienda de los Deseos Malignos sea pura ficción, quienes lo hayan leído o quienes se aventuren a hacerlo, tendrán que estar de acuerdo conmigo en que todos en algún momento hemos conocido a un personaje muy similar al señor Leland Gaunt, el monstruo de esta historia.

El pequeño pueblo de Castle Rock recibe en su comunidad comercial una nueva tienda, "Cosas Necesarias" en apariencia no es nada espectacular, pero parece tener en sus estantes un objeto para todo el que la visita, un objeto que las personas no pagarán con mucho dinero, pero que si tiene un precio muy alto.

Sólo se me ocurre una frase al terminar de leer este libro: "Ten cuidado con lo que deseas porque podría hacerse realidad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario