domingo, 20 de diciembre de 2009

Otras... Propósitos de año nuevo


Yo no pensaba hacer esto, no me gusta plantearme metas de año nuevo, porque seamos realistas, el espacio temporal que lleva cumplir una meta no la determina el normal transcurrir del tiempo; no, la culminación exitosa de una meta la determinan muchos factores, entre ellos el tiempo, claro está, más no considero que sea el más relevante, pero bueno eso es harina de otro costal, vayamos a lo que vinimos y es a hacer una lista.

1. Encontrar un segundo trabajo. La dueña del sitio donde vivo ya se planteó el propósito para el año entrante de subirme el alquiler ¿Quién soy yo para contrariar los propósitos de año nuevo de los demás mortales?. Tengo planteado entre mis metas a largo plazo el adquirir un techo propio, si quiero cumplir con esa habrá que hacer ciertos sacrificios.

2. No hacer sufrir a ningún ser inferior, los superiores o los que se creen superiores, ya los hago sufrir existiendo. A este propósito le estuve dando vueltas en mi cabeza toda una noche porque es paradójico, porque si lo analizamos bien, el que yo tenga como propósito no hacer sufrir a ningún ser inferior, implica que soy o me creo superior a otros seres, por lo que ya me estarían haciendo sufrir a mi con su simple existencia, pero básicamente intentaba referirme, con el inapropiado término de "inferior" a los niños y animales. Creo que debí redactarlo de otra forma algo como: No hacer sufrir a ningún ser a quién aventaje en fuerza física, pero este tampoco sería apropiado, ya que un toro o una vaca definitivamente me aventajan en fuerza física, pero tengo la capacidad de hacerlos sufrir. Si le sigo dando vueltas a este propósito no terminaré nunca, así que lo dejamos como está y espero que no me malinterpreten.

3. No abandonar a Letras... Notas... Otras. Si has llegado hasta este propósito eso sólo quiere decir una de dos cosas, eres realmente paciente o te gusta lo que lees, es decir lo que escribo, por lo tanto te mereces respeto de mi parte y que sea más constante contigo, por lo que intentaré por lo menos tener algo listo para ti semanalmente.

4. Hacer de una vez por todas el diplomado. Es importante resaltar aquí que ese era uno de mis propósitos el año pasado, pero si bien el espacio temporal era el correcto, la profundidad monetaria (yo no sé si esto existe, pero suena bien) de mi cuenta bancaria lo impidió.

5. Quitarle el arranque dual a mi portátil y dejarle sólo software libre. Este propósito creo que no llega al año que viene, el Windows últimamente es un verdadero dolor en el trasero y le he dado un ultimátum. Falla una vez más, lo execro y lo expulso definitivamente de mi hardware.

6. Tomar menos café. Se que este propósito es muy ambiguo así que lo acotaremos, tomar café sólo en las mañanas, ya saben para terminar de despertarme, créanme ya he probado irme de casa en las mañana sin tomar café y me quedo dormida en el metro, si han leído mis post pasados sabrán que el tiempo en el metro lo uso para leer.

7. Leer más. Si, sé que algunos estarán diciendo: "¿Más? No tendrá vida social" pero como soy yo la que administro mi tiempo sé perfectamente que puedo leer más, acotaremos esto y le pondremos un número, creo que es razonable que para el año que viene lea un mínimo de veinte libros ¿Les parece?.

8. Hacer un curso que no tenga nada que ver con mi profesión.  Estoy pensando seriamente en uno de redacción, para no hacerles tan doloroso el seguimiento de mis posts, pero estoy abierta a sus sugerencias y recomendaciones, ustedes mejor que nadie saben que me falta y que me sobra.

9. Viajar sola. No sé a donde, no sé cuando pero quiero viajar sola, llegar a un sitio desconocido y explorar sus rincones a mi antojo, sin nadie que me haga itinerarios.

10. Probar algo nuevo todas las semanas.  Si, quiero que el experimentar se convierta en parte de mi vida, puede ser algo tan simple como un nuevo champú, un nuevo perfume, una nueva comida, una nueva actitud, una nueva música, un nuevo estilo, cualquier cosa nueva será bienvenida. 

Bueno estos son mis diez propósitos de año nuevo, como pueden  ver soy una persona sencilla, que prefiere no  encapsular metas irreales entre los paréntesis temporales de un año, espero al menos cumplir con la mitad de estos propósitos o por lo menos con los que dependan de mi voluntad y constancia.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Letras...El dulce veneno del escorpión

¿Qué se puede decir acerca del diario íntimo de una prostituta?
Raquel Pacheco (Bruna Surfistinha), narró en su blog las experiencias sexuales de sus tres años dentro del mundo de la prostitución.

Raquel, una adolescente de clase alta, nos cuenta en este libro como una serie de circunstancias, que son comunes a muchos adolescentes, la empujaron al mundo de la prostitución y las drogas.

En lo personal, el libro ni me entretuvo ni me gustó, pienso que para un blog está bien y puede resultar entretenido, pero como libro creo que es mucho más gráfico de lo necesario, la historia de Bruna Surfista si tiene mucho potencial, pero si se pensó en llevar la historia a un libro, no simplemente se trataba de vaciar el blog en unas cuantas páginas de papel e imprimirlo,  lo que puede ser un éxito rotundo en la red no necesariamente lo será en papel, pero hay algo que si me gustó, no todo es malo, y es que llegas a encariñarte con Bruna, la llegas a querer, a justificar y a compadecer, quizás porque en el fondo no hay nada que conmueva más que un ser humano desnudando el alma y eso es lo que hace Raquel en su blog.

Bueno espero por sus opiniones, se que este libro es del tipo que amas u odias, yo no puedo decir que lo amo así que ahí les dejo esa perlita.


domingo, 13 de diciembre de 2009

Otras... De lavaplatos y costumbres


Si, lo sé,  el post tiene un nombre un poco extraño, pero denle unos segundos y continúen leyendo y se darán cuenta del motivo.

Hace unos días fui al supermercado a abastecerme de algunas cosas, entre ellas lavaplatos, detergente para lavar vajillas para ser más especifica. Busqué y busqué en los estantes el detergente para lavar platos que siempre uso, no diré la marca porque aquí nadie me está pagando publicidad, pero si les diré que prefiero los lavaplatos en crema, pero por ningún lado encontré mi dichoso lavaplatos.

Solo en el estante estaba un lavaplatos en crema, que lo conocerán en la fábrica donde los producen, porque yo en mi vida lo había visto. El pequeño envase verde parecía mirarme con ojos de mascota en refugio de animales diciéndome: ¡Cómprame!, para colmo de males el nombre del producto tiene dos "o" que lucen como ojitos.

Los hombres no lo saben, pero para nosotras las mujeres esto de comprar hasta un simple lavaplatos es una decisión  trascendental, así que me quede unos segundos pensando en si llevarme o no el producto en cuestión, leí la etiqueta unas tres veces, lo abrí y lo olí, lo miré con desconfianza, pero tomando en cuenta que este es el supermercado que queda más cerca de mi casa y que me niego rotundamente a lavar platos con detergente para ropa, me llevé el pequeño envase verde, que me miraba con sus oes desde el carrito de compras como agradecido.

Durante el tiempo que tardé en tomar la difícil decisión de serle infiel a mi producto habitual, observé como muchas personas se acercaban al estante y ni siquiera se tomaban la molestia de leer la etiqueta del único lavaplatos que en ese momento estaba en el estante, simplemente daban media vuelta y se iban, cosa que me hacía dudar más de mi decisión, pero recordaba el olor del detergente para ropa en mi taza de café y renovaba mi voto de confianza en el desconocido.

Bien, el pequeño envase verde está orgulloso al lado del grifo y déjenme decirles que se ha portado a la altura e incluso ha superado mis expectativas, lo que me llevó a reflexionar un poco y por consiguiente a redactar este post. ¿Cuantas veces no hemos dejado pasar cosas buenas por no aventurarnos en lo desconocido? ¿Cuantas veces no hemos dicho la odiosa excusa de "Más vale mala conocida que buena por conocer"?.

Sé que en este caso sólo se trata de un simple lavaplatos, pero es perfectamente aplicable a otros ámbitos de nuestra vida diaria (también es válida cuando de presidentes se trata). ¿Por qué a los seres humanos nos cuesta tanto romper con las costumbres?. Ahora que mi lavaplatos; hecho en Venezuela por cierto, me demostró que no sólo lo que conozco puede ser bueno, estoy resuelta a tomar nuevos riesgos, quizás me lleve más gratas sorpresas, ¿Por qué no? tal vez cambie de champú; vamos un paso a la vez.

jueves, 10 de diciembre de 2009

Notas... Nacho Sotomayor

¿Nunca han tenido de esos días en los que se quieren desconectar del mundo?, pues la verdad a mi me pasa casi a diario. El ajetreo de las calles, la velocidad con la que se vive hoy en día, los olores y ruidos fuertes de una ciudad sobrepoblada, todas esas cosas son las que a veces me hacen desear enormemente poder bajar un interruptor que apagase el mundo. Cuando me siento así, y tomando en cuenta que no existe el enorme interruptor, no me queda otra que "desconectarme" del mundo a mi manera: unos buenos audífonos que no dejen pasar el ruido de la calle y listo. Generalmente lo hago con esta maravilla de música, la de Nacho Sotomayor. Aquí les dejo su vídeo promocional Eternal con la colaboración de su compatriota Bebe. Espero que se enamoren de esta música tanto como yo lo estoy.