viernes, 20 de junio de 2014

Metrolector Nro. 42

Estoy segura que la gente que me ve tomándole fotos a extraños, piensa que estoy muy loca, pero sepan algo, la locura no es la equivocada si es la que intenta capturar un segundo de belleza en una imagen o perderse horas en la ficción a través de la lectura, la cordura es la equivocada si pretende pasar por esta realidad tan agresiva y cruel sin un libro en la mano o sin una forma de capturar o crear belleza.
En fín, no sé que está leyendo él pero sé que está en la locura correcta.

miércoles, 18 de junio de 2014

Letras... Cama y amor (subrayado)

"Con ella se dio cuenta que sabía de cama pero no de amor, porque amor debía de ser, se dijo, aquellas ganas de quedarse en las axilas de ella, amor sería el calor que sentía cuando le apoyaba los pies anchos y libres en las rodillas y más sería amor, las enormes ganas de verla, tocarla, escucharla hablar de la fábrica, de las compañeras y hasta de la moda, por sólo verle los labios abriéndose y cerrándose y la nariz respingada siempre de asombro, y las infinitas pecas de las espaldas que él  desistió de contar, pero no de besar, una a una, dos a dos, hasta llegar al abismo de sus nalgas que él sentaba en la palma de sus manos." De Vade Retro de Miriam Marinoni.

martes, 10 de junio de 2014

jueves, 5 de junio de 2014

domingo, 25 de mayo de 2014

Letras... El amor empieza cuando se rompen los dedos

El amor empieza cuando se rompen los dedos
y se dan vuelta las solapas del traje,
cuando ya no hace falta pero tampoco sobra
la vejez de mirarse,
cuando la torre de los recuerdos, baja o alta,
se agacha hasta la sangre.

El amor empieza cuando Dios termina
y cuando el hombre cae, mientras las cosas,
demasiado eternas, comienzan a gastarse,
y los signos, las bocas y los signos,
se muerden mutuamente en cualquier parte.

 El amor empieza
cuando la luz se agrieta como un muerto disfrazado
sobre la soledad irremediable.

Porque el amor es simplemente eso:
la forma del comienzo
tercamente escondida
detrás de los finales.

Hoy me ha dado por hacer una pausa y en la pausa encontrarme de nuevo con Roberto Juarroz, que no dejará jamás de sorprenderme, porque siempre aparece con el poema perfecto y la palabra oportuna.

lunes, 17 de marzo de 2014

Metrolector Nro. 38

Ella lee... no lo sabemos pero lee y es lo.importante; por otro lado no pueden negar que la foto es hermosa. Gracias y amor infinito a nuestra corresponsal en el metro.